A vueltas sobre los ricos… Ricos buenos, ricos malos.

Es muy habitual, cuando se piensa en “los ricos”, tener una serie de emociones contradictorias. Por una parte, de cierta envidia, porque ellos lo son, y por otra parte, tratando de justificar el hecho de que no se es “rico” con el pensamiento de que “los ricos no son buena gente”, que los ricos han creado su fortuna a costa de los demás, engañando a los demás e incluso delinquiendo.

Pensamientos todos ellos fruto no solo de la programación mental a la que estamos sometidos (se nos han incrustado en la cabeza desde la más tierna infancia), sino porque además los medios de comunicación de masas son expertos en presentarnos solamente a “los ricos” que han conseguido su dinero de una forma poco clara o que, incluso, han delinquido para hacerlo. Continúa leyendo A vueltas sobre los ricos… Ricos buenos, ricos malos.