Felicidad y alegría

Por razones que no vienen al caso he estado buscando en Google imágenes relativas a la felicidad, a lo que yo entiendo por felicidad.

El caso es que prácticamente todas las imágenes encontradas, tanto en la versión en español como en la inglesa, reflejan alegría. Caritas sonrientes, personas con aspecto alegre, de triunfo… Pero prácticamente nada que tuviera que ver con la conceptualización visual que estaba buscando.

¿Confundimos alegría con felicidad?

Sin entrar en la definición, en mi definición, de felicidad, y centrándome en lo que es la alegría, según mi buen compañero el DRAE, la alegría es (entre otras acepciones): Continúa leyendo Felicidad y alegría

¡Descruza los brazos!

Una actitud muy típica de casi cualquiera es la de cruzar los brazo sobre el pecho. Desde el punto de vista de quienes analizan el lenguaje corporal, cruzar los brazos tiene múltiples significados, especialmente en relación al contexto. Por ejemplo, cruzamos los brazos cuando hace mucho frío, en un intento de darnos calor; o los cruzamos cuando nos aburrimos, o cuando tenemos una sensación de amenaza, en un intento de protegernos de esa posible amenaza.

Pero hay una situación, de la que quiero hablar hoy, en la que cruzarse de brazos tiene una significación especial, y es, precisamente, cuando sentimos un enfrentamiento exterior. Continúa leyendo ¡Descruza los brazos!

Vive tu propia vida

No alcanzarás la tranquilidad si dejas que otros vivan la vida por ti.

La verdad más profunda que concierne al ser humano es la siguiente: el Creador nos dio el completo e incuestionable derecho de prerrogativa sobre una cosa y solo una: nuestra propia mente. Seguramente su intención era animarnos a vivir nuestras propias vidas, a tener nuestras propias ideas, sin la interferencia de los demás. De lo contrario no nos hubiera dado un dominio tan claro sobre nuestras mentes. Continúa leyendo Vive tu propia vida