Para tener una mente más fuerte, evita estas frases

¿Has oído alguna vez que las palabras tienen fuerza? Y, de hecho, la tienen, pues las palabras son capaces de cambiar el mundo, como tantas veces hemos visto a lo largo de la historia.

Seguramente también habrás oído la expresión “nunca digas nunca”, o incluso la habrás utilizado en más de una ocasión.

Y quizás tu mismo, al enfrentarte a algún reto, habrás dicho “no puedo”. Continúa leyendo Para tener una mente más fuerte, evita estas frases

Aprende como si fueras a vivir siempre

El título de este post no es sino la segunda parte de una frase atribuida Mahatma Gandhi —y no dudo que sea suya… — que en su totalidad reza: “Vive como si fueras a morir mañana. Aprende como si fueras a vivir siempre“.

Es tal el impacto que me causó que no dudé en, inmediatamente, cambiar mi ‘bio’ en Twitter para colocarla ahí. Y si no he querido ponerla al completo como título de esta reflexión es porque eso de morir a todos provoca un cierto ‘yuyu’; es algo que nadie quiere y, aún inevitable, no nos gusta pensar en ello. Continúa leyendo Aprende como si fueras a vivir siempre

Haz algo grande. Solamente porque tu puedes

Haz algo grande.

No porque se vaya a vender.

No porque sea una prueba.

No porque sea tu trabajo.

Solamente porque tu puedes.

La alternativa (esperar que el mundo se alinee de una forma que te permita hacer algo grande) es algo que no merece la pena esperar ¿verdad?.

Continúa leyendo Haz algo grande. Solamente porque tu puedes

La actitud es una habilidad

Puedes aprender matemáticas. Francés. A jugar a los bolos.

Incluso puedes aprender también Javascript.

Pero también puedes aprender a ser más empático, apasionado, enfocado, consistente, persistente y otras setenta y siete actitudes.

Si puedes aprender a ser mejor en algo, eso es una habilidad.

Y si es una habilidad, puede ser tuya, si la quieres.

Una gran noticia, ¿no?

(Traducción libre del blog de Seth Godin Attitude is a skill) Continúa leyendo La actitud es una habilidad

Paciencia

Los  americanos tienen prisa. La gente de otros países considera que ésta es una de sus principales características. Y tienen razón. Es un rasgo nacional que viene de esa energía de búsqueda que constituye su principal fuente de poder.

Pero esa misma energía —esa fuerza impulsora que exige respuesta inmediata— puede ser a la vez una fuente de debilidad, porque también les ha hecho la gente más impaciente del mundo. En tiempo de guerra, muchos de sus soldados vivieron situaciones de gran desventaja debido a la típica impaciencia norteamericana. Con frecuencia se exponían al fuego enemigo innecesariamente, en lugar de burlarlo. Continúa leyendo Paciencia

Así piensan (y actúan) los ricos

En su celebérrimo libro “Los secretos de la mente millonariaT. Harv Eker sostiene que los ricos lo son, entre otras razones, porque tienen y desarrollan una serie de actitudes mentales que facilitan la riqueza.

Según su tesis, los ricos lo son porque piensan y actúan de forma diferente que el resto de las personas y ese conjunto de pensamientos y actitudes son, precisamente, los que hacen que dichas personas lleguen a ser ricas. Continúa leyendo Así piensan (y actúan) los ricos

¡Descruza los brazos!

Una actitud muy típica de casi cualquiera es la de cruzar los brazo sobre el pecho. Desde el punto de vista de quienes analizan el lenguaje corporal, cruzar los brazos tiene múltiples significados, especialmente en relación al contexto. Por ejemplo, cruzamos los brazos cuando hace mucho frío, en un intento de darnos calor; o los cruzamos cuando nos aburrimos, o cuando tenemos una sensación de amenaza, en un intento de protegernos de esa posible amenaza.

Pero hay una situación, de la que quiero hablar hoy, en la que cruzarse de brazos tiene una significación especial, y es, precisamente, cuando sentimos un enfrentamiento exterior. Continúa leyendo ¡Descruza los brazos!