Vivir en la abundancia

Las palabras solo tienen el significado que nosotros les damos.

Una palabra por sí misma no es nada, sino la designación de un objeto, un hecho, una idea. La misma palabra, en distintos contextos —e incluso en distintas zonas geográficas—, tiene significados diferentes, tanto para el que la pronuncia como para el que la recibe.

Si esto ocurre al designar un objeto o un hecho, en cuanto al significado de la palabra que designa una idea las diferencias todavía son más notables. Ante una misma palabra/idea (amor, felicidad, éxito, …) cada persona tiene una imagen, una definición propia para dicho concepto. Continúa leyendo Vivir en la abundancia