Haz algo grande, solamente porque tu puedes

Haz algo grande. Solamente porque tu puedes

Haz algo grande.

No porque se vaya a vender.

No porque sea una prueba.

No porque sea tu trabajo.

Solamente porque tu puedes.

La alternativa (esperar que el mundo se alinee de una forma que te permita hacer algo grande) es algo que no merece la pena esperar ¿verdad?.

Traducción libre de Make something great (Seth Godin)

Haz algo grande, solamente porque tu puedes

Espectacular. Si. Solamente porque tu puedes.

Pero ¿realmente puedes? Casi seguro que estás pensando que no, que eso es muy difícil aunque quisieras, que eso está fuera de tu alcance…

Desde luego no seré yo quien te convenza de lo contrario… porque si tu crees que no puedes, realmente no puedes. Tu mismo, a través de tu mente, condicionas tal posibilidad. Cada uno de nosotros vivismos dentro de nuestra propia historia, de nuestras creencias, de nuestros pensamientos más profundos.

Eso sí, cada uno de nosotros somos únicos. No hay otra persona en el mundo igual a ti, o a mi.

Desde un punto de vista biológico, está científicamente demostrada esa singularidad total de cada individuo: un ADN único, que nos identifica de manera inequívoca.

Desde un punto de vista mental, ocurre exactamente lo mismo. Cada uno de nosotros somos únicos. Sí. Porque lo que somos es el producto de todo lo que hemos oído, leído, visto y aprendido a lo largo de nuestra vida, sea la de un joven, sea la de una persona mayor.

Todo ese conjunto de mensajes oídos, leídos, vistos y aprendidos ha configurado a lo largo de los años nuestras creencias, que no son sino nuestros pensamientos más profundos, inconscientes la mayor parte de las veces. No nos damos cuenta, pero están ahí, rigen nuestra vida.

Cada uno de nosotros ha oído, leído, visto y aprendido cosas diferentes, y las ha ido asimilando e incorporando a su sistema mental de una forma diferente, hasta crear el conjunto de creencias (nuestro ADN mental) que nos hacen ser lo que somos, actuar como actuamos, vivir como vivimos.

Esta grandeza, la de ser únicos, ya es un factor que nos puede ayudar a hacer algo grande.

Haz algo grande

¿Tu quieres, tienes en mente, te gustaría, hacer algo grande? Seguramente si, porque de otra forma no hubieras llegado hasta esta línea…

Y ¿qué es algo grande? Sin hablar de lo que es grande desde un punto de vista físico, hacer algo grande se refiere a hacer algo que cambie el mundo a mejor.

Algo que suponga una mejora para ti, para tu entorno más cercano, para tu entorno de trabajo (tu empresa, tus colegas), para tu ciudad, para tu país, para el mundo entero…  Cuantas más personas se vean afectadas positivamente por lo que has hecho, más grande será.

Y, seguramente, para hacer algo grande, muy grande, tengas que empezar por hacer algo grande a escala pequeña, en el entorno más cercano a ti. Aunque pueda parecer pequeño, será grande ¿Has oído hablar alguna vez del efecto mariposa? (Un pequeño cambio puede generar grandes resultados o hipotéticamente: “el aleteo de una mariposa en Hong Kong puede desatar una tempestad en Nueva York”).

Por eso, de entrada, todo cambio a mejor es algo grande.

Solamente porque tu puedes

¿Puedes? Si. Todos podemos.

En mayor o menor medida, en función de nuestras creencias limitantes, todos podemos hacer, provocar cambios grandes a mejor.

Si hasta ahora no has hecho algo ‘grande’ (o cres que no lo has hecho), lo más seguro es que no sea por falta de voluntad, sino porque tus propias creencias limitantes han limitado (valga la redundancia) tu capacidad de hacerlo.

Son precisamente esas personas que han tenido o tienen otro nivel de creencias limitantes las que han cambiado el mundo o lo están cambiando. Baste citar a Steve Jobs, Bill Gates, Jeff Bezos, Elon Musk, … entre otros muchísimos, han cambiado el mundo en los últimos 20 años, o lo están haciendo ahora mismo.

Todos tenemos esas creencias limitantes; todos vivimos dentro de nuestra propia historia. Quizás, y solo quizás, localizarlas, trabajar sobre ellas y realizar una ‘reprogramación mental de creencias‘ es lo que te falte, lo que nos falte, para hacer algo grande.

Porque tu puedes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *