Un cuento chino

Hace muchos años, en una pobre aldea china vivía un pobre campesino con su hijo. Su única posesión material, aparte de la tierra y de la pequeña casa en la que vivían, era un caballo que había heredado de su padre.

Un buen día el caballo se escapó, dejando al hombre sin animal para trabajar en el campo. Sus vecinos —que lo respetaban mucho por su honestidad y diligencia— acudieron a su casa para consolarle y decirle cuánto lamentaban lo ocurrido. Continúa leyendo Un cuento chino

Aprende como si fueras a vivir siempre

El título de este post no es sino la segunda parte de una frase atribuida Mahatma Gandhi —y no dudo que sea suya… — que en su totalidad reza: “Vive como si fueras a morir mañana. Aprende como si fueras a vivir siempre“.

Es tal el impacto que me causó que no dudé en, inmediatamente, cambiar mi ‘bio’ en Twitter para colocarla ahí. Y si no he querido ponerla al completo como título de esta reflexión es porque eso de morir a todos provoca un cierto ‘yuyu’; es algo que nadie quiere y, aún inevitable, no nos gusta pensar en ello. Continúa leyendo Aprende como si fueras a vivir siempre

Cómo resolver un problema: la técnica de “Los Cinco Por Qué”

Abordar la solución de un problema es algo no siempre fácil. Requiere un análisis certero hasta llegar con la causa del mismo, condición sine qua non para abordar la solución con éxito.

Lo mismo podemos decir en cuanto a analizar una situación negativa o una oportunidad. Ambas situaciones requieren análisis, para revertir la situación en el primer caso, o para aceptar o abandonar la supuesta oportunidad en el segundo.

Continúa leyendo Cómo resolver un problema: la técnica de “Los Cinco Por Qué”

Haz algo grande. Solamente porque tu puedes

Haz algo grande.

No porque se vaya a vender.

No porque sea una prueba.

No porque sea tu trabajo.

Solamente porque tu puedes.

La alternativa (esperar que el mundo se alinee de una forma que te permita hacer algo grande) es algo que no merece la pena esperar ¿verdad?.

Continúa leyendo Haz algo grande. Solamente porque tu puedes

Cómo anular a una persona

Hay veces que encuentras, lees algo que te impacta. Que lo firmarías de principio a fin, porque llevas mucho tiempo pensando lo mismo que ahí se ha escrito; quizás tu lo dirías de otra forma, quizás con otras palabras. O, quizás, no te atreverías a tocar ni una coma de lo escrito, por su brillantez, tanto argumental como expositiva.

Hoy traigo aquí uno de esos casos, Cómo anular a una persona, un escaneado de un artículo publicado a saber en qué periódico y que vi/encontré en alguna cuenta de Linkedin. Su brillantez me impactó; y la coincidencia con sus tesis, asombrosa.

Continúa leyendo Cómo anular a una persona

Sobre las creencias y las carencias

No pretendo otorgarme la autoría de nada que no sea mío, pero sí que es cierto que muy a menudo encuentro artículos de gran interés por su contenido, artículos que quiero guardar más allá de herramientas como Evernote o similares.

Y no solo guardar, sino compartir, hacer más visibles, pues los considero de gran interés y ayuda para quien los lea.

Este es el caso hoy. Dentro de todo lo que últimamente estoy leyendo sobre coaching (¡Gracias, Koro, por haberme abierto esta puerta!), he leído un post (muy) interesante de Pedro González Villalaba sobre las creencias y las carencias que traigo aquí con algunas modificaciones y comentarios.
Continúa leyendo Sobre las creencias y las carencias

Entusiasmo

Ralph Waldor Emerson dijo una vez: “No se puede alcanzar la grandeza sin entusiasmo“.

En el gran tabernáculo mormón de Salt Lake City un orador tenía que hablar durante cuarenta y cinco minutos. Habló durante más de dos horas. Cuando terminó, diez mil hombres y mujeres se levantaron y le aplaudieron durante cinco minutos. Continúa leyendo Entusiasmo

Paciencia

Los  americanos tienen prisa. La gente de otros países considera que ésta es una de sus principales características. Y tienen razón. Es un rasgo nacional que viene de esa energía de búsqueda que constituye su principal fuente de poder.

Pero esa misma energía —esa fuerza impulsora que exige respuesta inmediata— puede ser a la vez una fuente de debilidad, porque también les ha hecho la gente más impaciente del mundo. En tiempo de guerra, muchos de sus soldados vivieron situaciones de gran desventaja debido a la típica impaciencia norteamericana. Con frecuencia se exponían al fuego enemigo innecesariamente, en lugar de burlarlo. Continúa leyendo Paciencia

Vivir en la abundancia

Las palabras solo tienen el significado que nosotros les damos.

Una palabra por sí misma no es nada, sino la designación de un objeto, un hecho, una idea. La misma palabra, en distintos contextos —e incluso en distintas zonas geográficas—, tiene significados diferentes, tanto para el que la pronuncia como para el que la recibe.

Si esto ocurre al designar un objeto o un hecho, en cuanto al significado de la palabra que designa una idea las diferencias todavía son más notables. Ante una misma palabra/idea (amor, felicidad, éxito, …) cada persona tiene una imagen, una definición propia para dicho concepto. Continúa leyendo Vivir en la abundancia

Esperanza

La esperanza es la materia prima con la que se construye el éxito. Se materializa en la fe, la fe en determinación y la determinación en acción. Surge principalmente de tu imaginación, de tus sueños de un mundo mejor, una vida mejor, un futuro mejor.

Si hay esperanza, podrás elegir una meta definida en la vida y hacerla realidad. Hace años, por ejemplo, James. H. Hill, personaje importante de los ferrocarriles, era un simple empleado en una oficina de telégrafos que transmitía un mensaje de una mujer a una amiga que había perdido a su marido. Se inspiró en lo que decía el mensaje: «Que la esperanza de reunirte con tu esposo en un mundo mejor mitigue tu dolor». Continúa leyendo Esperanza